Potro ecológico

Conscientes de su gran oferta culinaria, Ecoviand te sirve packs a medida preparados para que los puedas cocinar directamente.

Desde el punto dietético, la carne de potro es muy tierna, de fácil digestión y con grandes beneficios nutritivos para la salud, lo que la hace muy apropiada para personas de cualquier edad, niños, adultos, pero sobre todo deportistas, gente con colesterol o personas con anemias o carencias de vitaminas. Es una carne muy aconsejada en nuestra dieta diaria por especialistas y profesionales de la salud.

Se caracteriza por su color rojizo, su poca cantidad en grasas, su alto valor proteico y su conocida riqueza en hierro, 3 veces superior al resto. Es muy rica en vitaminas A y C y en ácidos grasos esenciales Omega 3.

La carne de potro ecológico proviene de Etxauri (Pamplona), en una finca privada a las faldas del monte Sarbil. Las yeguas, de raza jaca navarra, crecen en una ganadería sostenible a 1132 metros de altura. Residen todo el año al aire libre dentro de la finca y realizan una trashumancia interna, ascendiendo en verano a los pastos altos y descendiendo en invierno a las zonas bajas. El ganado no se estabula en ningún momento. No hay nada artificial en el proceso de crianza y eso nos distingue.

El potro se alimenta de la leche materna en sus primeros meses. A continuación, pasa a comer hierba de pasto que se complementa con cereales ecológicos. Ambos alimentos de naturaleza ecológica, con un bajo contenido calórico y un alto índice de agua.

La carne de potro ecológico es muy polivalente. Sus propiedades y características hacen posible que se pueda guisar, freír o hacerla a la plancha en forma de entrecot, bistec o hamburguesa.

La carne de potro ecológico es muy polivalente. Sus propiedades y características hacen posible que se pueda guisar, freír o hacerla a la plancha en forma de entrecot, bistec o hamburguesa.