Cordero ecológico

La carne de cordero se puede considerar roja o blanca según su edad y alimentación. Es uno de los animales con mayor porcentaje de grasa, concentrado en algunas partes como por ejemplo en las costillas. Como el resto de carnes, es una fuente de proteínas de buena calidad y vitaminas del grupo B, entre las que destacan la vitamina B12 y B2, que ayudan a recuperar los niveles de hemoglobina de la sangre, ideal para personas con anemia o alteraciones del sistema nervioso.

En cuanto a los minerales, la carne de cordero ecológico contiene hierro, fósforo, sodio y zinc, propiedades que inciden en el sistema nervioso, la actividad muscular o la acción antioxidante.

Su consumo es aconsejable para personas sanas de cualquier edad, siempre que sea moderado, por su alto porcentaje en grasas.

Ecoviand ofrece a sus clientes sólo carne de los lechales (que llegan a un peso de entre 10 y 12 kg). En estos ejemplares, la mayor parte de la grasa está concentrada alrededor de las vísceras y bajo la piel, de forma que se puede retirar más fácilmente.

El cordero es una de las nuevas incorporaciones a la familia de carnes ecológicas. Proviene de la zona del Pirineo catalán.

De los 0 a los 2 meses de vida, los corderos lactantes pasan todo el tiempo junto a la madre, amasando en la pradera natural de monte bajo.

De los 2 a los 3 meses de vida, viven a Puerta cerrada con la finalidad de proporcionar un porcentaje mínimo de grasa para que tenga un sabor óptimo. Llega a un peso final de 22 kg.

Los corderos ecológicos nacen y crecen en explotaciones ecológicas junto a sus madres. Es por este motivo que se alimentan principalmente de la leche materna y los pastos, pero también de forrajes y grandes de cereales en menor proporción. Todos estos alimentos provienen de la agricultura ecológica y son libres de pesticidas y de adobos químicos.

De los 0 a los 2 meses se alimentan de forraje y ensilado procedente de los prados de la propia pradera; de pienso ecológico hecho a base de trigo, cebada, centeno, guisantes y avena; y alfalfa y paja (en el caso que el forraje de los prados no sea suficiente).

De los 2 a los 3 meses, continúan con la alimentación anteriormente explicada.

Aparte de vender el cordero entero o por la mitad, en Ecoviand hemos diseñado lotes de productos pensados por la comodidad de nuestros clientes. Es por este motivo que vendemos packs en los cuales los consumidores encontrarán las piezas que necesitan para hacer una barbacoa con amigos y familiares.